EFE

El director del Teatre Lliure, Lluís Pasqual

Diferentes obras centradas en refugiados, extranjeros y personas en riesgo de exclusión serán las protagonistas de la temporada del Teatre Lliure 2017/2018, según ha explicado este viernes su director, Lluís Pasqual, quien ha apuntado que tampoco se olvidarán las piezas sobre relaciones familiares o el amor.

La temporada arrancará el día 14 de septiembre en el teatro de Gràcia con Nit de Reis (o el que vulguis), una versión de Pau Carrió a partir del texto de Shakespeare, dirigida por él mismo, y con los jóvenes actores de la Kompanyia Lliure en el escenario.

De la programación, en la que la realidad actual estará muy presente, también destaca Obabakoak, de Bernardo Atxaga, dirigida por Calixto Bieito, en una producción del Teatro Arriaga, con un reparto todavía en curso, y que podrá verse en euskera, con subtítulos en catalán el próximo mes de octubre.

En el Lliure de Montjuïc, la temporada empezará a tomar forma el 20 de octubre con la representación de El metge de Lampedusa, a partir de Lágrimas de sal, de Lidia Tilotta y Pietro Bartolo, en una adaptación de Anna Maria Ricart y dirección de Miquel Górriz.

Interpretada por Xicu Masó, la obra relata la vida del médico de Lampedusa Pietro Bartolo, quien se ha dedicado a la atención de los exiliados que llegan a la isla desde las costas africanas.

En total, el público podrá ver una treintena de obras, con actores como Emma Vilarasau, Andreu Benito, Mercè Aránega, Mark Lockyer, Eduard Farelo, el coreógrafo Cesc Gelabert o el contratenor Xavier Sabata, justo antes de Navidad.