Los Underwood son malos. Muy malos. Lo peor. Y cada vez más. En una escalada sin límite, los guionistas de House of Cards echan cada vez más fuego a la hoguera. La quinta temporada, recientemente estrenada en Movistar Series al completo, ha elevado los niveles de maldad de un matrimonio que casi acumula sobre sus espaldas más cadáveres que los mismísimos Lannister.

Seguir leyendo.