Se llama Juan Carlos Fuentes, es el director general de Amifar, un pequeño laboratorio granadino de productos de estética para profesionales. Y él solo ha revolucionado el mercado de los productos antiedad y rejuvenecedores, haciendo posible que una crema, que hasta ahora solo se conocía en los ámbitos profesionales de los centros de estética y perfumerías, haya dado el salto y los clientes de Mercadona poco menos que se peguen por ella en los supermercados.

Seguir leyendo.