Si hay alguien que cambie de emisora de radio cuando escucha «La Bicicleta» de Shakira es Antonella Roccuzzo, la prometida de Messi, quien no puede ni ver a la colombiana. Una terrible enemistad que parece recíproca. Es de sobra conocida la mala sintonía que existe entre las mujeres de los jugadores del club azulgrana, pero la cantante ha tensado aún más la cuerda al declinar la invitación de la que será una de las bodas del año. Según la revista «Cuore», la esposa de Piqué será la gran ausente por «incompatibilidad de agendas», ya que coincide con su gira. Una excusa perfecta para no acudir a este enlace donde no faltarán el resto de la plantilla del FC Barcelona. La enemistad entre ambas vendría por una vieja rencilla y estaría motivada por una tercera en discordia, Nuria Tomás, una amiga de la futura esposa de Messi que estaba saliendo con Piqué cuando el deportista se enamoró perdidamente de Shakira y la dejo por ella, algo que Rocuzzo nunca le perdonó.