Quién es Jameela Jamil, la gran activista de Hollywood (a la que quizás aún no conocías)

Quién es Jameela Jamil, la gran activista de Hollywood (a la que quizás aún no conocías)

*** Rozila.com Notas de Prensa. Redes Sociales. ***

Á. RONDÁN

  • Se ha enfrentado al clan Kardashian o puso de relieve la misoginia de Karl Lagerfeld el día de su muerte.
  • Ha vitoreado la sentencia contra la Manada.

JAMEELA JAMIL

Hay muchas formas de estar en Hollywood. Están las que son un camino fácil y las que parecen un laberinto. Y luego está la que ha escogido la actriz Jameela Jamil. Es decir, triunfar y, además, no callarse ante nada ni ante nadie.

Para ella, nacida en Londres y con orígenes indios y pakistaníes, nadie tiene suficiente pedestal para no poder decir sus trapos sucios y ser denunciado. Y sabe de lo que habla porque tiene una salvaguarda: toda su biografía hasta llegar donde está.

Ahora tiene 33 años y es una de las protagonistas de The Good Place, en Netflix, pero para haber alcanzado ese status vivió primero en Marbella, donde residió su abuela por casi 20 años, y donde empezó a dar síntomas de niña de sus dos grandes enfermedades.

Tuvo que pasar por quirófano debido a sus problemas congénitos de oído y, más tarde, sufrió anorexia nerviosa, que no solo le ha restado salud, sino que marcó su personalidad enormemente.

Durante los tres años de la afección alimenticia, observó cómo los medios "hablaban compulsivamente de actrices esqueléticas", jamás de su inteligencia, así como de "hipersexualizadas cantantes de pop adolescentes". Este machismo, unido a un accidente de tráfico que le rompió la espalda a los 17 años, hizo lago hiciera clic en su mente.

"Probablemente ese accidente salvó mi vida, porque me obligó a cambiar cómo me relacionaba con mi cuerpo: gané bastante peso y aprendí a apreciar este cuerpo, que durante tanto tiempo di por hecho que era el mío y al que había estado haciendo daño activamente durante muchos años", declaró.

No dejar de luchar

Y así fue como esa mezcla de rabia por ciertos estándares heteropatraircales, sumado al racismo, hicieron que se levantara la activista que es hoy en contra de una supuesta belleza perfecta (e inalcanzable) que provoca la infelicidad de muchas mujeres, que se juzgan o son juzgadas solo en base a su aspecto, su peso o su color de piel.

De hecho, su activismo no solo se reduce a Hollywood. A la vista está de la nehorabuena que dio a las mujeres españolas por la sentencia del Tribunal Supremo a La Manada. "Felicidades a las activistas feministas de España. Yo os saludo. Mi corazón está con esta pobre chica. El principal tribunal de España dicta que los miembros de La Manada son violadores en un fallo histórico", escribió.

Además, hace pocos meses, se quejaba en su Instagram del whitewashing (cuando se aclara la piel de alguien) y el uso indiscriminado del Photoshop que habían usado con(tra) ella en una revista danesa en 2011. "Me enfermaba pensar que debía estar a la altura de esta imagen en la vida real", escribió.

Y es que Jameela no tiene reparos en criticar abiertamente a toda celebrity que promocione productos mágicos o dietas irreales o cualquiera de estos productos, como a Amber Rose con sus productos para adelgazar durante el embarazo o burlarse de Cardi B por su patrocionio de una marca de desintoxicantes.

Si alguien piensa, por cierto, que todo esto no sirve para nada, se equivoca: en este periódico sin ir más lejos titulábamos así una de sus noticias: Jameela Jamil ('The Good Place') consigue que Avon retire una publicidad que atacaba a las mujeres con celulitis.

Pero esa es solo una de la muchas muestras de continua lucha que protagoniza en las redes sociales desde que se convirtiera en una celebridad en Reino Unido, primero como DJ en la radio y, más tarde, sustituyendo a la It Girl Alexa Chung en el programa Freshly Squeeze. Fue entonces cuando decidió embarcarse en la aventura americana (tenía 29 años) a pesar de las críticas por su peso, su raza y, sí, su edad.

Jameela contra todos

Uno de los momentos más recordados de Jameela y cuando más ampollas levantó fue cuando, recién fallecido el pasado febrero el diseñador Karl Lagerfeld a los 85 años, no solo no dio sus condolencias, sino que compartió un artículo del medio Wear Your Voice Magazine en el que, en contra de las lágrimas de muchos, se enfrentaba con las declaraciones más viles y las actitudes más despóticas del modisto.

"Me alegra que alguien lo haya dicho. Incluso si es un poco pronto. Un misógino despiadado y gordofóbico no debería ser recordado en todo Internet como un santo que se ha ido demasiado pronto. Talentoso, por supuesto, pero no la mejor persona", tuiteó.

Este gesto se lo afeó Cara Delevigne (en una discusión que se recuerda aún en Twitter como una de las más cíviva y sanas), que consiguió que Jameela se disculpara por el momento elegido, pero no por lo que decía.

De lo que jamás se retractará será de haber confesado que abortó, posicionándose así contra las restrictivas leyes contra el aborto en los estados de Alabama y Georgia que, como se encargó de denunciar la modelo Emily Rajatkowski, han tomado únicamente hombres cuando su impacto es en el cuerpo de la mujer.

"Aborté cuando era joven, y fue la mejor decisión que he tomado nunca. Tanto para mí como para el bebé que no quería, y para el que no estaba preparada ni emocional, ni psicológica ni financieramente. Tantos niños terminarán en hogares de acogida. Tantas vidas arruinadas. Es tan cruel", opinió.

Las Kardashian, enemigas acérrimas

Han sido varios los encontronazos entre las hermanas Kardashian y Jameela Jamil, hasta el punto de que ella ha llegado a tuitear: "Los bolsillos de las Kardashians están manchados de sangre y diarrea de chicas adolescentes". Además, las ha tildado de "agentes dobles" que "trabajan para el patriarcado".

Pero esta animadversión está fundada en, por ejemplo, las piruletas supresoras del hambre que anunciaba Kim Kardashian en mayo de 2018. "No. Que te jod*n. Eres una influencia terrible y tóxica para las jóvenes", le espetó en la red social.

O cuando Khloé Kardashian dijo en una story de Instagram que "las dos únicas cosas que una chica quiere son comer y estar delgada". Parecía obvio que Jamil no se callaría: "No odio a Khloé, solo es una pobre mujer que ha sido acosada hasta dentro de su propia familia para hacerle creer que lo único que importa en el mundo es estar delgada. Todos valemos mucho más que eso".

Por último, hay que decir que fundó la plataforma I Weight ("Yo peso"), que cuenta con casi 750.000 seguidores en Instagram que invita a todos, especialmente mujeres, a decir cuánto pesan realmente y a no avergonzarse por ello.

¿Cómo surgió esta plataforma? Cuando apareció en su feed una fotografía de las Karadashian (la matriarca Kris incluida) en la que cada una llevaba sobreimpreso su verdadero peso. El comentario: "Así es como se enseña a las mujeres a valorarse a sí mismas, en kilos".

Publicado en Gente y Tv.

Leave a Reply