Cuando ser vegano dejó de ser una cosa solo de un grupo de ‘hippies’

Cuando ser vegano dejó de ser una cosa solo de un grupo de ‘hippies’

*** Rozila.com Notas de Prensa. Redes Sociales. ***

C.RIZZO

Hamburguesa vegana

Estudiantes, familias y hombres de negocios esperan pacientemente a que llegue su turno. No son ni las dos del mediodía y se está formando una larga cola en Krowarzywa, reconocida como la mejor hamburguesería de Varsovia (Polonia) donde ningún animal ha perdido la vida para producir la comida.

Las hamburguesas están elaboradas a base de maíz, tofu o garbanzos. Uno de los platos más demandados es el pastrami vegano que está hecho con seitán, una carne vegetal hecha de grano.

El aumento de la popularidad del veganismo entre los habitantes de los países desarrollados está unida principalmente a temas de salud y medioambiente. Pero ser vegano es algo que va más allá de no comer carne ni derivados de animales. Hay un componente ético detrás, una filosofía de vida que está en contra de cualquier forma de explotación o crueldad animal.

Hay tres motivos que empujan a cada vez más personas, especialmente a los jóvenes, a tomar la decisión de adherirse a una dieta vegana. Uno de ellos, es un principio moral que no concibe utilizar a los animales para ningún propósito ni forma.

Otra es el bienestar y salud: los veganos afirman que se sienten mejor a nivel físico gracias al tipo de alimentación que llevan. La última está ligada con el impacto medioambiental que tiene la industria cárnica.

El veganismo ha recorrido un largo camino: al principio eran cuatro hippies amantes de los animales a los que más tarde se han sumado famosos como Bill Clinton, Alicia Silverstone, Jay Z, Beyoncé o, aquí en España, Clara Lago.

Pero pasarse a la dieta vegana no es algo que deba suceder del día a la noche. Lo más apropiado es comenzar añadiendo más alimentos vegetales, mientras al mismo tiempo reducimos los productos de origen animal. Sobre todo, aquellos que no son orgánicos y están más procesados.

Controlar las etiquetas y verificar los ingredientes es muy importantes. Por ejemplo,  los sustitutos de la carne, a menudo, están repletos de sodio y conservantes.

Ser vegano implica la necesidad de tomar suplementos de vitamina B12, la cual se encuentra solo en alimentos de origen animal. Prescindir de ella puede causar fatiga, pérdida de apetito y de peso, problemas nerviosos y depresión.

Publicado en Gastronomia.

Leave a Reply