La realidad virtual, nueva vía de escape frente a algunos tratamientos médicos

La realidad virtual, nueva vía de escape frente a algunos tratamientos médicos

*** Rozila.com Notas de Prensa. Redes Sociales. ***

M20M

  • Induce un estado de relax que resulta muy positivo durante la realización de tratamientos o técnicas invasivas.

Realidad virtual

Para estar mejor a nivel físico ante un procedimiento o tratamiento médico ayuda mucho encontrarse relajado a nivel psicológico. Son muchas las veces que intentamos imaginarnos felices en la playa o la montaña para afrontar de una manera más sosegada una situación que no nos gusta.

La medicina ha hecho uso de este poder de la imaginación y son ya varios los centros hospitalarios que están empleando la terapia con realidad virtual (RV) para ayudar a los pacientes a evadirse temporalmente, frente a un difícil tratamiento o proceso quirúrgico. La RV crea en la persona la sensación de estar inmersa en otro entorno al incluir imágenes virtuales hiperrealistas a través de la realidad aumentada o de vídeos en 360 grados.

Gracias a esta estrategia, los pacientes pueden disfrutar de diferentes aplicaciones según sus edades y preferencias: expediciones por tierras africanas, entornos de relajación, viajes por el espacio, recorridos por el fondo marino, o contenidos lúdicos infantiles, por ejemplo.

La doctora María Herrera, jefa del Servicio de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, que hace uso de la RV en algunos de sus tratamientos, subraya que "La realidad virtual es una gran aliada, más aún si tenemos un diagnóstico cuyo abordaje requiere frecuentes visitas, como una enfermedad oncohematológica; para pacientes de cuidados paliativos; o cuando hablamos de pacientes pediátricos, en los que el miedo a lo desconocido es más difícil de gestionar y las explicaciones racionales tienen pocas opciones de surtir efecto".

Concretamente, Herrera destaca que para los pacientes oncohematológicos logra mejorar su estado de ánimo y en los pediátricos hace que disminuya la percepción del dolor y de la ansiedad, favoreciendo una mayor tranquilidad en los familiares. "Se apoya en la teoría de alcanzar un estado de relajación a través de la visualización de espacios o de personas, que favorecen la desfocalización de la atención del paciente paliativo de su proceso clínico", añade.

"Se trata de pacientes muy delicados para los que supone un mayor nivel de distracción ante un proceso doloroso, físico o emocional, facilitando así alcanzar un estado de quietud interna, y de relajación, e intentando además disminuir con ello parte de la medicación ansiolítica", indica la jefa del Servicio de Cuidados Paliativos de la Fundación Jiménez Díaz.

Forma parte de una iniciativa de humanización de la asistencia sanitaria que repercute, además, no sólo en beneficios para el paciente (más calma, mayor relajación durante el tratamiento o la técnica invasiva, distinta percepción del tiempo y menor percepción del dolor) o en los familiares, sino que también supone para los profesionales médicos una mayor satisfacción, sabiendo que el paciente mejora su percepción de todos esos parámetros.

Esta tecnología se ha incorporado también en otros de la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid (Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles, Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro y Hospital General de Villalba) para pacientes atendidos por los equipos de soporte hospitalario, los pacientes de cuidados paliativos, mediante la indicación del médico o del psicólogo, facilitándoles alcanzar un estado de quietud interna.

"El paciente podrá relajarse, guiado por su terapeuta, ayudándoles a conectar con sensaciones placenteras mediante el uso de las gafas de realidad virtual, con la posibilidad de realizar actividades distractoras mediante estímulos visuales, sin necesidad de realizar movimientos físicos complejos o dolorosos, disfrutando de viajes virtuales personalizados", explica la doctora Herrera.

Publicado en Salud.

Leave a Reply