20MINUTOS.ES / EFE

  • El cabecilla de una de las ramas del Klan afirma que la periodista es la primera "negra" que pisaba su propiedad.
  • El líder ha asegurado que el KKK no es un grupo racista sino un "grupo cristiano" que hace "lo que la Biblia dice que hay que hacer".

Manifestación, Ku Klux Klan

Chistopher Barker, líder de una de las ramas del Ku Klux Klan (KKK) en Carolina del Norte - 'Los leales caballeros blancos' - ha amenazado a la periodista colombiana Ilia Calderón con quemarla en una entrevista grabada en julio pasado y que emitirá la cadena de televisión hispana Univisión este domingo.

En el spot colgado en la web de la cadena, la productora del programa 'Aquí y ahora' asegura que le comunicaron a Barker que la periodista que le iba a entrevistar era "una mujer hispana de color". Cuando uno de los miembros del Klan vio a Calderón en el coche la miró sorprendido. "Nunca he visto a alguien mirar con tanto odio", asegura la productora.

Durante la entrevista Barker asegura que Calderón es la primera persona de color que ha pisado su propiedad, en la que hay todo tipo de símbolos del KKK y una estatua de una persona de color con una soga atada al cuello.

Es entonces cuando la periodista pregunta si quieren expulsarla de la propiedad. "No, te vamos quemar", contesta Barker.

A lo largo de la entrevista Baker asegura que el Klan no es un grupo racista sino un "grupo cristiano" y que él no odia a nadie y que hace "lo que la Biblia dice que hay que hacer", aunque matiza que ama a la gente que es como él: blanca.

La presentadora ha asegurado que "nunca había experimentado una agresión tan profunda" por los constantes insultos de Barker y su amenaza de quemarla.

"Mi propósito principal era poder vivir esta experiencia y contarla, para que la gente trate de entender qué hay en la cabeza de ellos y sepan a lo que se pueden exponer allá afuera", ha explicado Calderón.

El debate por los confederados

El pasado 8 de julio 'Los leales caballeros blancos' participaron en una marcha en Virginia para protestar por el plan de remover la estatua del general confederado Robert E. Lee en un parque.

El debate sobre las estatuas y símbolos confederados estalló en Estados Unidos después de que Dylann Roof, un joven supremacista fascinado por la Confederación, asesinase en junio de 2015 a nueve feligreses afroamericanos en una iglesia de Charleston, en Carolina del Sur.

El sábado pasado otro joven supremacista blanco, James Fields, mató a una mujer al embestir con su vehículo contra una manifestación antirracista en Charlottesville (Virginia).

Esa manifestación de Charlottesville rechazaba la presencia en la ciudad de grupos de ultraderecha que protestaban por la decisión del alcalde local de retirar otra estatua del general confederado Robert Lee.

La Confederación fue un país que agrupó a once estados del sur que se separaron de EE UU entre 1861 y 1865, en defensa de un modelo económico basado en la esclavitud y contrario al que defendían los estados del norte.

La Confederación se enfrentó a la Unión (estados norteños) durante la Guerra de Secesión (1861-1865), que causó más de 600.000 muertos.