Si alguien le habla de BBK, le sonara a una caja de ahorros vasca, pero nadie sospecharía que detrás de esas siglas está el conglomerado que silenciosamente se acaba de encaramar al segundo puesto de la fabricación mundial de móviles, desbancando a marcas como Apple o Huawei, y disputándole el trono a la mismísima Samsung. Y es que BBK Electronics Corporation es un gigante industrial chino que, a diferencia de sus rivales, no se gasta ni un euro en potenciar su imagen de grupo ni en publicidad corporativa. Prefiere pasar desapercibido y dejar que sean las marcas de sus móviles las que se hagan célebres entre los usuarios, aunque sean pocos los que conozcan que los smartphones Oppo, Vivo y OnePlus son fabricados por BBK.

Seguir leyendo.