La inteligencia artificial puede determinar si alguien es heterosexual u homosexual a través de sus rasgos faciales con mayor precisión que una persona. Esta es la polémica conclusión de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Standford, según el cual un algoritmo informático puede distinguir si un hombre es gay en hasta el 91% de los casos y si una mujer es lesbiana en el 83%, un porcentaje sensiblemente superior al del ojo humano, que acierta el 61% y el 54% de las veces respectivamente de acuerdo con la investigación.

Seguir leyendo.