¿Cómo gana dinero WhatsApp si su servicio es gratuito para la mayoría de los usuarios?

¿Cómo gana dinero WhatsApp si su servicio es gratuito para la mayoría de los usuarios?

“Facebook e Instagram son los escaparates y WhatsApp es la caja registradora”.

Así describió Matt Idema, director de operaciones de WhatsApp, el modelo de negocio de la aplicación de mensajería.

Bajo el ala de Facebook, su empresa matriz, la aplicación dejó atrás la época en la que aspiraba a generar ganancias a partir de suscripciones anuales de sus usuarios y ahora se enfoca en servicios para compañías y comisiones por transacciones financieras a través de WhatsApp Business y otras funcionalidades que ya se implementan en países como India, según informa BBC Mundo.

Así, un pequeño negocio puede compartir su catálogo de productos desde la aplicación e interactuar con sus clientes, al igual que una empresa más grande tiene la posibilidad de usar WhatsApp como centro de atención al público y para compraventas.

Este plan, dicen los expertos consultados por BBC Mundo, tiene un enorme potencial de crecimiento, pero también reaviva el debate sobre cómo Facebook usa la información de los usuarios para generar ganancias.

La base de datos de WhatsApp alberga información de 2.000 millones de personas.

“WhatsApp es gratuito para sus usuarios porque, en cierta forma, el producto son ellos“, le dijo a BBC Mundo la analista de tecnologías Pilar Sáenz.

Por otra parte, “Facebook hizo la compra de WhatsApp porque sabía que era una base de datos enorme y que se iba a extender. Por eso desde 2016 WhatsApp comienza a pasar información sobre sus usuarios. Esos datos, por decirlo de alguna forma, alimentan el plan de negocios de Facebook“, indica la Sáenz, quien es coordinadora de proyectos de la Fundación Karisma, una organización que realiza seguimiento del desarrollo de nuevas tecnologías con sede en Colombia.

Algo que se mantiene en WhatsApp es dejar fuera de la aplicación a la publicidad, no como otras plataformas de su empresa matriz que sí hacen el papel de “escaparates” de productos y servicios.

“A diferencia de Twitter, Google, Instagram o el propio Facebook, no incluye anuncios y por eso no generaba ingresos directos”, explica a BBC Mundo Cristian León, director programático de Asuntos del Sur, una organización de innovación y política con sede en Argentina.

“¿Entonces, cuál es el valor comercial? Su valor intrínseco son necesariamente sus datos. Esta es una fuente muy rica de información comercializable con números de teléfono, tiempos y horarios de uso, geolocalización, etc. Y finalmente están los negocios que utilizan WhatsApp para vender sus productos que aprovechan esos datos para perfilar posibles clientes“, añade León.

En 2017 se anunció la salida de WhatsApp Business, un servicio para pequeñas y medianas empresas que, según la compañía, permite “comunicarse con clientes, promocionar productos y servicios, y contestar preguntas durante la experiencia de compra”.

Pilar Sáenz señala que con esta innovación y las recientes inversiones hechas por Facebook, se apunta a convertir a WhatsApp en el centro de atención al cliente más grande del planeta, donde se puedan reservar boletos de avión, pedir una pizza o alquilar un auto.

“Se oferta como un mecanismo para que las empresas pequeñas usen WhatsApp para tener un contacto más directo y personalizado con sus clientes, tener un catálogo de compras ahí o programar interacciones automatizadas. Eso no es gratis”, explica.

“Este enorme potencial comercial que buscan explotar se debe a la interoperatibilidad que se puede generar entre WhatsApp, Facebook e Instagram. Tienes los datos, herramientas de socialización, perfilamiento y segmentación de usuarios y con ello generas un ecosistema que permite a WhatsApp ser monetizado“, concluye León.

Por ello, el experto concluye en que la verdadera riqueza de WhatsApp son los datos de sus usuarios.